Cómo se usan las comillas

Cómo usar las comillas.

Cómo se usan las comillas

Aunque la RAE recomienda utilizar las comillas angulares (« »), la realidad es que casi todos usamos las inglesas (“ ”). También existen las simples (‘ ’). Luego las vemos.

Usos:

1. Citas textuales. También para reproducir palabras textuales en estilo indirecto. No son necesarias si se cita un párrafo largo. Simplemente, se sangra el texto y se reduce el tamaño de la letra.

Ella dijo: “No quiero más de eso”.

Ella dijo que no quería más “de eso”.

2. Se usan las comillas para citar el título de los capítulos o partes de una publicación. Los títulos de los libros se escriben en cursiva:

El artículo titulado “Cómo no usar las comillas”, en el libro Gramática para tontos, es mi favorito.

3. Para indicar que una expresión tiene un sentido especial por ser un error, vulgar, extranjera, irónica…:

Mi hijo quiere comer “spaghetti”.

Estoy “de puta madre” después del accidente.

En textos impresos se recomienda escribir los extranjerismos en cursiva.

4. Para comentar un término desde el punto de vista lingüístico en un texto escrito a mano. De nuevo, en los textos impresos, se escribe cursiva. Para enmarcar los significados se utilizan las comillas simples:

La palabra “apicultura” está formada a partir de los términos latinos “apis”, ‘abeja’ y “cultura”, ‘cultivo, crianza’.

Extra:

El punto se escribe fuera de las comillas cuando el texto entrecomillado ocupa la parte final del enunciado. Los demás signos de puntuación se escriben dentro.

«¡Qué ganas tengo de llegar a casa!», dijo.

Dijo: “Estoy harto…”.

Solo te queda un paso más para mejorar tu español

¡No recibirás spam! Lee la política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *