Trampas para turistas en Praga

Podcast 1.04

En este episodio te cuento las trampas para turistas más comunes que puedes encontrar en Praga. Desde timos en las casas de cambios de moneda hasta ONGs falsas recaudando dinero en la calle. Aquí te explico cómo evitar que te engañen.

Vídeo de Youtube
icono profedeespanol.com
Podcast en mi directorio

Transcripción:

Muy buenas, y bienvenidos al nuevo podcast de profedeespañol.com. Yo soy Miguel y hoy os voy a contar sobre las trampas para turistas en Praga. Como ya sabéis, yo viví en República Checa durante tres años y, aunque no viví en Praga, fui por lo menos 50 o 60 veces allí. Entonces, estoy bastante curtido en todos estos temas. Algunas cosas me han pasado a mí, otras a mis amigos y otras las he visto. La primera y más importante es que las casas de cambio de moneda van a intentar timarte. No todas y no siempre, pero es muy probable que sí.

¿Qué ocurre en República Checa?

A pesar de estar en Europa, no utilizan el euro, utilizan la corona checa. Entonces, si tú quieres gastar efectivo en este país, necesitas hacer un cambio, ya sea de dólares a coronas, de euros a coronas o de lo que tengas, pero tú necesitarás coronas checas. Yo no recomiendo cambiar porque puedes pagar con tarjeta en casi todas partes, pero si lo vas a hacer, asegúrate de que tienes delante el cambio real, no el cambio que te dan en las casas de cambio. A veces puede ser incluso un 40 o 50 por ciento menos del cambio real. Entonces, si tú vas a una casa de cambios y dices hola, muy buenas, vengo con 100 euros, eso son aproximadamente 2500 coronas a día de hoy, y en vez de darte 2500, te dan 1600, tú, si no tienes ni idea de cuánto es una corona y cuánto es un euro al cambio, pues te irás tan contento pensando que vale, pues, perfecto. Pero no: te han engañado; así que, siempre comprueba eso.

De todas formas, ahora hay una ley que dice que tú puedes devolver el dinero que te han cambiado si presentas el ticket como en menos de 3 horas o 12 horas, no sé cuánto es.

Así que, si os pasa, podéis ir a la casa de cambios a devolverlo. Otra cosa que ocurre: si pensáis que en lugar de hacer cambios en las casas de cambios, podéis sacar dinero en un cajero directamente, pues estáis en lo cierto, pero sólo a medias, porque hay muchos cajeros que detectarán que vuestra tarjeta es extranjera y os darán el mismo cambio que os darán en una casa de cambios; es decir, una mierda. Así que, tenéis que rechazar siempre el cambio que os ofrece el cajero para que tengáis el cambio real del banco, que es muy diferente y es más cercano al real.

Entonces, siempre en un cajero: rechazar el cambio del cajero. Además, hay veces que después de sacar dinero en un cajero, alguien vendrá a ayudarte, pero no te va a ayudar. Realmente, se acercará a ti, te dirá: “Hola, he visto que has sacado un billete muy grande. Si quieres te doy dos más pequeños para que sea más fácil que los que lo manejes”. Y tú estarás feliz de que alguien te ofrezca eso, porque es cierto que es un coñazo llevar dinero, llevar mucho, muchos billetes grandes. Entonces, esa persona que, amablemente, te dará dos billetes de 500 coronas a cambio de uno de 1000, pues te está engañando. Porque es muy probable que te esté dando la moneda que dejó de estar en curso en Bielorrusia, que ahora no vale nada, obviamente, y bueno, pues, te acaban de liar. Y esto le pasa a un amigo mío. Los dejé solos a él y a otro amigo que vinieron a verme media hora. Y en esa media hora sacaron dinero de un cajero y un hombre les timó. Entonces, bueno. Tened cuidado con eso también.

Con esto no digo que todo el mundo en Praga te vaya a intentar timar y te vayan a hacer el lío, pero no está de más tener cuidado con estas cosas. Otra situación en la que también te pueden engañar es con las falsas ONGs. ¿A qué me refiero con esto? Hay ONGs que están en la calle con esa excusa de recaudar dinero para la caridad, que realmente no recaudan dinero para la caridad, sino para sus bolsillos. Como, por ejemplo, hay un puestecito en el que tú puedes colgarte de una barra. Pues te agarras, te cuelgas de la barra, y si estás más de, no sé si dos minutos, pues te te dan dinero o no sé que te dan. Pero tú para intentarlo tienes que pagar como 8 euros o 200 coronas. Esto lo he visto. Entonces, es imposible porque la barra gira, entonces tú no te puedes agarrar bien. Ya está, así de simple. O sea, simplemente, tú pagas por intentarlo, fracasas y ya está. Y esa persona se va con dinero a su casa felizmente diciéndote además que has ayudado a una ONG.

Además de esto, también hay una cantidad bastante importante de falsos sordomudos que te indican en un papel que puedes firmar y que tú puedes donar dinero para una asociación de sordomudos. Entonces, te persiguen y te enseñan el papelito, te dicen: “Oye, mira, que aquí… Esto es para los sordomudos como yo”. Y tú, pues, si te lo crees, pues, adelante. Pero esto también se ha comprobado varias veces que no es cierto. Esto a mí no me ha ocurrido, pero lo he visto en el canal de un periodista checo que su canal se llama Honest Guide y es increíble. Este hombre te enseña dónde comer en Praga por 4 euros, por ejemplo, en el centro, o qué lugares son interesantes para visitar más allá de lo turístico que conoce todo el mundo. Muy recomendable. Otra cosa que he visto en su canal, pero afortunadamente no me ha ocurrido, es el intento de timo de una persona que se queda sin gasolina o eso te dice y a cambio de algo de dinero te da un anillo de oro. Pero no es de oro de verdad.

Entonces es una persona que, aparentemente, está muy afectada por lo que le ha ocurrido y dice: “Toma mi anillo, te lo devolveré, búscame. Aquí está mi teléfono…” Pero bueno, lo que te ha dado es una baratija. No te ha dado nada. Bisutería, vaya. En fin. Hasta aquí los timos de Praga, las trampas para turistas. Más allá de esto, Praga es una ciudad increíble.

Yo recomiendo a todo el mundo que la visite. De hecho es una ciudad de las más visitadas del mundo. Como 8 millones de turistas van cada año. Y, aprovechando estos años de pandemia ha sido especialmente accesible, sobre todo para el turismo interior. Entonces estas cosas han ido un poco… Han menguado un poquito. Como por ejemplo, esto no es un timo, pero es un poco abuso al turista. Las cervezas en la plaza principal, por ejemplo, estaban a 4 euros la jarra, que a lo mejor a ti te parece barato si eres alemán o eres o eres holandés, pero, en República Checa es raro que una pinta, una jarra de medio litro, cueste más de 2 euros. Pero aquí, pues, como hay muchos turistas extranjeros, pues, subieron el precio.

Y, con todo esto de que desapareció el turismo durante un año, volvieron a bajar los precios para adaptarlos a los checos otra vez. ¿Con esto qué quiero decir? Pues,, que la oferta y la demanda es una una ley que se cumple últimamente en todas partes y que es interesante conocer estas cosas antes de ir. Si tú vas a una ciudad que no conoces y piensas que vas a encontrar en el centro todo al mismo precio que en los demás sitios, pues es posible que te equivoques. Entonces recomiendo hacer siempre una búsqueda antes de viajar a cualquier sitio y en concreto si vais a Praga: Honest Guide, o me preguntáis a mí. En fin, hasta aquí el podcast de hoy. Espero que haya sido útil. Hoy no he traído a nadie, pero si queréis que traiga a más invitados y hablar de cosas un poco más concretas, podéis pedirlo. Me lo ponéis en los comentarios y yo haré todo lo posible por cumplir. Un abrazo y hasta el próximo podcast.