Profesor Nativo vs No Nativo (con Renato, de InHouse Idiomas)

Podcast 1.08

En este episodio, Renato y yo desmontamos un montón de mitos sobre los profesores nativos y hablamos de los beneficios que tiene ser profesor de tu lengua materna, así como de los que tiene ser profesor de una lengua que has aprendido y dominas a la perfección. ¿Alguna vez has tenido un profesor nativo que no supiera enseñar? ?

Vídeo en YouTube
Podcast en mi directorio

Transcripción:

Muy buenas, Renato. Bienvenido al podcast de profedeespañol. Es un placer tenerte aquí y por favor, preséntate para que los que no te conozcan sepan quién eres.

Hola, Miguel, muchas gracias por la invitación. Un gusto. Pues soy Renato, soy brasileño y vivo en Goiás, que es un estado de Brasil que está en el centro del país y llevo ya 20 años como profe de español y tengo una academia, una academia de idiomas en la que ofrecemos cursos de inglés, español, francés, italiano y también portugués. Y nada, ¿no? Sigo trabajando ahora en línea desde que empezó la pandemia y también presencialmente. Hemos vuelto con las clases presenciales, así que sigo dando clases de español y también de historia porque soy historiador.

Fíjate. Pues mira, eso no lo sabía. Pero sí, está claro que eres todo un veterano en lo de la enseñanza de ELE. Desde luego, además de los 20 años que llevas enseñando tú, es toda la experiencia que tienen acumulada los profesores de tu escuela, que también se tiene que notar.  ¿Y tú enseñas portugués o alguna vez has enseñado portugués?

Sí, he tenido ya la oportunidad a alumnos extranjeros. Recuerdo una alumna de Tailandia y bueno, la última fue una de Perú. Me gustó mucho. Me gustó mucho trabajar con con la enseñanza del portugués a hablantes de español, ¿no? Ves que hablo yo español, aunque también portugués a la vez. Y bastante interesante porque bueno, los idiomas se parecen, pero hay muchas, muchas características propias de cada de cada uno. Lo de la pronunciación, por ejemplo, de algunas letras. También el vocabulario, los centros semánticos y todo muy interesante. Un trabajo bastante bastante entretenido.

Claro. Dicen además que es más fácil, es más fácil de entender el español para una persona que hable portugués que el portugués para un hispanohablante. ¿Eso tú crees que es cierto?

Bueno, la verdad es que lo que ocurre es que cuando uno dice… Un brasileño, cuando escucha a un español hablando, por ejemplo, suele decir pues que habla muy rápido, o puede ocurrir lo contrario, y solo decir que esto tiene que ver con la falta de fluidez, ¿no? Porque cuando uno descubre la canción del lenguaje se da cuenta de que no es que uno hable muy rápido, sino que habla, ¿no? Aunque haya diferencias entre los hablantes nativos de un idioma, claro. Pero la verdad es que no lo veo así como difícil para que un español comprenda  a un brasileño o que a un brasileño le comprenda a un español, por ejemplo, si uno habla despacio y, claro, tiene el cuidado de utilizar palabras más sencillas. Porque sí son muchas palabras iguales o entonces parecidas entre los dos idiomas.

Sí, eso es cierto. Yo en Brasil no he estado todavía, pero cuando fui a Portugal es cierto que me resultaba sencillo entender lo que leía. Pero por la calle ya estamos hablando de otra historia.

No, y algo te cuento que el portugués de Portugal no es igual al portugués de Brasil. Y a nosotros sí nos cuesta un poquito comprender a veces a nuestros hermanos portugueses. Y recuerdo mi viaje a España en 2011. Llegué por Lisboa y de Lisboa, pues tomé un vuelo a Madrid y recuerdo que en el avión había muchos portugueses y de verdad me costaba un poquito comprenderles y ya comprendía a toda la gente que hablaba español, pero a los portugueses no, porque hay muchas palabras muy diferentes que tienen ellos en Portugal.

Claro, sí, sí, entiendo que será como lo que nos ocurre a nosotros con como los colombianos o con los uruguayos o con los argentinos. Que, por supuesto tenemos un montón de cosas en común, pero hay palabras que no hemos escuchado en la vida.

Es verdad.

Muy bien. Y bueno, con toda esta experiencia que tienes enseñando español, ¿tú qué prefieres? ¿Qué se te hace más natural: enseñar una lengua que has aprendido, y por lo tanto eres capaz de replicar, o enseñar tu propia lengua?

Bueno, las dos situaciones son interesantes y muchas veces difíciles, ¿no?, porque no creo que a un nativo le sea fácil enseñar el idioma tan solo por ser nativo y muchas veces, al menos en Brasil, no sé cómo pasará en España, pero al menos en Brasil, las academias de idiomas suelen vender esta idea de que un nativo pues puede enseñar mejor. Y yo creo que hay que hablar de algunos detalles, ¿no? Porque uno que no haya estudiado nunca su idioma, la gramática de su idioma y… o entonces cómo enseñar cualquier cosa aunque sea el idioma, no estará preparado, no estará listo para ser profe. Estamos hablando, por lo tanto, más allá del dominio del lenguaje, de la capacidad de impartir clases, ¿no? O sea, son cuestiones pedagógicas. Entonces, pues estudié historia y en Brasil es una… es una carrera a la que nos preparamos para ser profesores. O sea, también tomamos clases en la universidad de didáctica y de cómo actuar en el aula, pero no de cómo funciona nuestro idioma.

Así que pude prepararme y a lo largo de algunos años estudiando y estudiando las reglas y, claro, ¿no? Con los cursos de español que que hice y también con la certificación del DELE, tengo yo el C2  del Cervantes, y entonces pues me preparé para impartir tanto el español como el portugués.

Sí, por supuesto, sí. Yo opino igual. Yo empecé como profesor de inglés y al principio también me asignaron enseñar español, pero porque no había nadie más, era yo el único español y, venga, pues adelante, pero yo no sabía. Yo tenía toda la formación en didáctica que era necesaria porque yo estudié cuatro años de magisterio para niños de primaria. A mí me salía la didáctica por las orejas, pero yo no sabía enseñar español, sabía enseñar inglés y lo hacía muy bien, pero se me hacía muy, muy difícil enseñar español, porque al segundo: “¿y por qué esto es así?”, tú te quedas callado. Tú sabes que es así, pero no sabes por qué. No sabes de dónde viene. De ahí la necesidad de formarte específicamente en eso. Igual que hice en inglés.

Claro, y uno aprende mucho impartiendo clases, esa es la verdad. O sea, yo suelo decir y contarles a mis alumnos que al principio de mi carrera como profesor de español me costaban algunos temas, como por ejemplo los pronombres complementos ¿no?, porque en portugués también tenemos objeto directo, objeto indirecto. Pero una de las diferencias entre los dos idiomas es que la lengua portuguesa no da énfasis al complemento.

Claro.

¿Qué es lo que quiero decir? Que oralmente, los brasileños no utilizamos los complementos, no rescatamos lo que hablamos. Y en español, pues oralmente, aunque el nativo no haya estudiado las reglas, las utilizará, ¿no? Entonces esta es una de las diferencias y esto, ¿no?, al alumno brasileño, pues le cuesta mucho comprender de primero el uso de los pronombres complementos. Entonces por eso te digo que de ser nativo, no basta, no sé, o sea, el alumno, el profe tiene que prepararse y tiene que estudiar igual.

Desde luego, y mucho. Además, porque el lenguas tan… Con una gramática tan extensa como la nuestra, como las nuestras, es que… O te la sabes, o te la sabes, no hay una opción porque te vas a encontrar con eso en la vida diaria. Es imposible evitar el subjuntivo. Te va a tocar. ¿Cómo explicas eso?, si es que ni siquiera los que lo estudiamos lo podemos explicar bien. Anda que no hay vídeos.

Y noto que al… bueno, a muchos, a muchos nativos de por ejemplo, de Dinamarca o de Inglaterra o de Estados Unidos les cuesta mucho el subjuntivo porque veo mucho material en la red del subjuntivo. Bueno, a nosotros los brasileños no, porque tenemos el mismo tiempo verbal, así que no es (el mismo modo), no es algo difícil.

Sí, sí, es verdad. A mí no me ha tocado estudiar portugués, pero estudio francés y es lo mismo. Es lo mismo.

¿Te gusta el francés?

Sí, sí me gusta. Lo estudio desde hace algo así como un año y claro, he avanzado muy rápido porque además de ser una lengua muy parecida al español, yo enseño una lengua. Entonces tengo todas, todas las estrategias.

Funciona, sí.

Claro. Entonces a mí no hace falta que me expliquen todo, me explican esta regla de la gramática y digo: “Ah, vale, ¿y todo esto es como en español?”, “Sí”, “Perfecto, pues esto ya no me lo tienes que explicar”.

Y, además, puedes deducir muchas cosas, también. Esto de la deducción me gusta mucho en el lenguaje.

Sí, sí, es una ventaja. Entonces ya ha quedado claro que no te ofrece ninguna ventaja ser nativo respecto a no serlo cuando empiezas a dar clases, por lo menos en niveles iniciales, pero, ¿y a los niveles más avanzados?

Creo que sí, que encontraremos ventajas. Porque bueno, uno domina el modo como habla, ¿no? O sea, esto ya es una importante ventaja, claro, pero digo que no basta. O sea que uno tiene que estudiar y prepararse más, porque, bueno, salir solo con esto de que basta ser nativo y estás preparado, te digo, es una realidad en Brasil de que en muchos centros utilicen esto como publicidad, ¿no? Y a veces yo en InHouse, en nuestro centro, pues tenemos siempre… Hablo de una profesora que hoy día es nuestra coordinadora que se llama Elisa y que lleva años trabajando como profe de inglés y a lo largo de mucho tiempo no había ido, no había estado en el extranjero. Hoy sí, ya ha ido algunas veces más, pero hasta un punto, no. Y la gente que la escuchaba, gente nativa, que venía de Estados Unidos o venía de Inglaterra, pues elogiaba mucho su inglés, su modo de hablar. Y entonces por eso digo que a veces sí es posible que tengas un no nativo que entienda mucho de pronunciación, ¿no?, de reglas de vocabulario.

O sea, no, no me gusta la competencia que muchas veces quieren imponer entre nativos y no nativos. Hay ventajas y desventajas en todos los casos, ¿no?

Sí, sí, estoy de acuerdo. También existen los profesores que son fueras de serie y   como Elisa, lo que tú comentas, ¿no? Si no había vivido en un país angloparlante y era así de buena, ¿qué le impide ser una profesora increíble? Nada, no hay ningún obstáculo ahí. Pero yo te preguntaba, en igualdad de condiciones, dos personas que han estudiado lo necesario, son buenos profesores, uno es nativo y el otro no. Ahí ¿qué…? Tú solo puedes contratar a uno. ¿A cuál eliges? ¿Tú crees que el nativo tiene una ventaja por venir de dónde viene o no importa?

Yo me centraría en la didáctica. Seguramente, sí. Y entonces, o sea, no… Para mí no sería suficiente como decirme “Bueno, él es nativo”.  Con saber actuar en el aula, con saber trabajar con alumnos… Sí, esto sí creo que muchas veces es más importante.

Desde luego. Sí es mejor ser un… Vale mucho más ser un buen profesor que ser un profesor nativo o que hable perfecto, porque al final, ¿qué nativo habla perfecto?, por lo menos en el día a día.

Y también quisiera elogiar tu trabajo porque te acompaño y veo, por ejemplo, que el trabajo que haces con lo de la pronunciación es un trabajo muy importante y creo que en tu caso pues tu principal ventaja claro, es ser nativo, ¿no? Porque justo trabajas con ese detalle de que cómo habla un nativo. Es importante, claro, que digamos como profesores que somos, que uno no tiene que querer ser nativo porque nunca será. Y muchas veces esto provoca una ansiedad y a veces una tristeza en los alumnos que no es necesaria, no hace falta, pero me gusta el modo como trabajas tú y tantos otros profes que sigo por las por las redes que son nativos y que tanto aportan al trabajo ELE, ¿no? al mundo ELE. Y en tu caso, sobre lo de la pronunciación que uno puede aprender muchísimo cómo habla un nativo y las técnicas que puede desarrollar para acercarse o perfeccionar su modo de hablar, ¿no? Digamos que no es ser como nativo, sino perfeccionar su modo de hablar.

Exactamente. Bueno, lo primero, gracias por el elogio y esa es mi intención. Verdaderamente yo empecé a hacer lo de la pronunciación, como llevo haciendo años, pero fuera de internet, porque es lo que me gusta, es lo que más me gusta enseñar. Por supuesto, doy clases normales, pero la pronunciación es algo que me apasiona verdaderamente. Entonces, cuando yo escucho algo en inglés, digo: “¡Ah, fíjate! Yo no lo digo exactamente así”. Entonces yo conozco el vocabulario de la pronunciación y el vocabulario de la fonética. Entonces soy capaz de entender qué está pasando ahí, adaptarlo a mi aparato fonador y pronunciarlo bien. Es algo que es, simplemente, ser consciente de eso. Y muchas veces no somos conscientes. Nos entiende todo el mundo, como no es un obstáculo, pensamos que la pronunciación no es tan importante. Y es verdad, no lo es. Pero hay casos en los que sí, sí es importante, como el caso de un profesor. ¿A ti quién te va a decir nada de pronunciación? Si la tuya es increíble. Pero imagínate, alguien que no pronuncie tan, tan bien que tenga un acento más marcado, a lo mejor esa persona si enseña o si es traductora o cualquier cosa, a lo mejor se quiere librar de ese poquito acento que le queda y no sabe cómo. Para eso están las cuentas como la mía.

Sí, claro. Y por eso son tan importantes. Sí, seguramente.

Sí, sí. Pero bueno, al final es algo tan, tan concreto, tan específico, que yo creo que es la ventaja más grande de tener un nativo, al final. Es, por supuesto, un nativo que esté formado en esto. Si no, pues no te vale de nada, ¿no? “Esto se dice así” Pues a mí no me serviría de nada subir un vídeo diciendo palabras, pronunciando palabras, porque con eso no ayudo a nadie. Pero… Eso es.

Muy bien. ¿Y qué te gusta más, enseñar español o enseñar otras lenguas? ¿Hay alguna que domines mejor que el español o esta es la top?

No. Creo que el español. Creo que lo domino más que el portugués, actualmente.

No, no sé, pero seguro que lo has estudiado más.

Sí. Llevo todo el día hablando español. A veces me confundo, incluso, hablando portugués y suelo decir algunas palabras en español.

Fíjate. Pues la verdad es que… La verdad que no me imagino. Cuando vivía en República Checa…

¿Sigues dando clase de inglés o no?

Sí, sí, sí que doy unas cuantas, como diez a la semana. Y me gusta, o sea, me gusta hablarlo todos los días, me gusta mantenerlo bien, pero claro, no tiene nada que ver, como cuando vivía en República Checa. Y fíjate que no era un país angloparlante, pero yo solo me podía comunicar en inglés al principio. Y claro, eso, eso es otra historia. Piensas en inglés, vives en inglés, todo es así. Había días enteros que no hablaba nada de español, ni una palabra. Y al final eso hace que aprendas un montón.

Seguro.

Desde luego. Para aprender, poco hay, pocas cosas hay mejores que irse al país en el que hablan el idioma que quieres aprender y espabilas rapidito.

Sí, pero uno también aprende sin viajar, ¿no? Porque tú, el inglés, por ejemplo, tú lo aprendiste en España.

Sí, lo aprendí desde pequeño, viendo películas, básicamente.

Ah, ¿lo aprendiste solo?

Sí, sí, sí, sí. O sea, no lo estudié hasta 4.º de carrera, pero claro, en 4.º de carrera simplemente me dieron las normas de lo que yo ya sabía. Yo ya lo manejaba perfectamente. Pero no…

No te comunicabas.

Sí, sí, sí, perfectamente. Yo no tenía ninguna dificultad, pero no había estudiado gramática hasta que no llegué a 4.º de carrera y ya, pues, vino todo de golpe.

¿Pero tú crees en el talento para idiomas o facilidad que uno puede tener para aprender idiomas? ¿Tú crees en ello?

Sí, yo creo que. Yo creo que tiene que haber una cierta predisposición, pero al final definir el talento en general es algo, es algo complicado. Yo creo que tiene más que ver con la motivación que con que con una habilidad innata. Por supuesto que habrá gente que sea hábil para cualquier cosa, pero si no te interesa, si no le ves utilidad ni al final del día, sino si no estás expuesto a eso de manera constante, desde muy pequeño, obviamente te costará más trabajo. A mí no me costó nada porque no era consciente, simplemente me gustaba. Me gustaba ver películas. A mí no me gustaba el inglés, me gustaba ver películas y el precio era verlas en inglés. Pues fíjate.

Estoy de acuerdo contigo, pero creo que sí, que cualquiera puede aprender, que a veces puede costarle un poco más a uno que a otro. Pero hay gente que sí que tiene facilidad por eso, porque encuentra, por ejemplo, su motivación en películas o en juegos, ¿no? Hay gente que aprende de jugar y es interesante esto. Sí, a mí me parece interesante.

Desde luego. En fin, pues oye, Renato, muchísimas gracias. La verdad, estoy disfrutando un montón de este podcast y creo que ha sido bastante útil porque hay un montón de… tanto alumnos como profesores que se van a poder beneficiar de todo esto que nos hemos contado ahora.

Ojalá. Muchísimas gracias.

Entonces eso, te lo agradezco mucho. Cuando quieras, aquí tienes tu casa.

Bueno, igualmente. Muchísimas gracias.