Apátridas (con Marta de @learnspanishwithmarta)

Podcast 1.09

En este episodio, Marta y yo hablamos de lo que significa para nosotros haber vivido unos años fuera de España. ¿Qué es lo que más echamos de menos? ¿Volveríamos a vivir en España? ¿Qué se aprende viviendo fuera? ¡Escucha el podcast completo y descúbrelo!

Vídeo en YouTube
Podcast en mi directorio

Transcripción:

Muy buenas, Marta. Bienvenida a mi podcast. Es un placer tenerte aquí. Y bueno, antes de nada, preséntate para los que no te conozcan.

Buenos días, Miguel. Muchas gracias por invitarme. Bueno, pues yo soy Marta y soy profesora de español en línea, como tú. Actualmente vivo en Inglaterra, en el Reino Unido y nada, me vine hace unos cinco años aproximadamente. Y aquí… Aquí me he quedado.

Muy bien. ¿Y cómo llegaste a Inglaterra? ¿Qué te llevó ahí?

Pues, en principio, fue una estancia Erasmus. Que, bueno, me imagino que tu audiencia conoce… si no lo explico, lo que es. Conocer lo que es Erasmus…

Ya que estamos, sí, explícalo.

Sí, no hay que dar las cosas por hecho. Bueno, pues un Erasmus es como un intercambio entre universidades de la Unión Europea, al menos es lo que se conoce como Erasmus. Luego hay otras cosas que pues vas a otro lado del continente, pero Erasmus era en su día de la Unión Europea, intercambio entre universidades. No un intercambio en sí, sino que tú hacías una estancia o bien de seis meses o bien de un año completo en una universidad extranjera. Y a mí me tocó en Birmingham, en el Reino Unido.

Muy bien. ¿Te tocó o elegiste tú?

Ah, muy interesante. He dicho “me tocó” porque fue un poco raro, ¿vale? Yo, sabes que… Porque creo que tú también te has ido de Erasmus, ¿no? Entonces, tienes que elegir en una lista tus prioridades, cuatro o así. Y yo elegí como primera opción un pueblo de Gales. Un pueblo de Gales, porque es que yo soy muy de, a ver, no de pueblo pueblo, sino de… muy rural. He sido de ciudades pequeñas. De hecho, yo estudié en Sevilla. O sea, no me gusta Barcelona, no me gusta Madrid, no me gusta Londres, lo odio. Muy bonitas para visitar. Pero entonces yo vi que ese pueblo… Era un pueblo porque tenía 10.000 habitantes, y en su minoría eran viejecitos, ¿vale? era gente mayor, y una mayoría era todo estudiantes. Típico como Salamanca, Alcalá de Henares, de donde yo soy,  Cambridge… Entonces yo, súper emocionada, con playa también. Pero lo que pasó es que cancelaron, se supone que iba a ser mi primera opción y yo estaba ya que me lo iban a dar, pero cancelaron ese destino y me tocó, por inercia, el segundo. Eso fue mi culpa, que era Birmingham, porque estaba también Manchester y así. Bueno, y otros. Bueno, Birmingham fue por inercia, realmente, pero no me arrepiento, ¿eh?

Sí, pues fíjate, a mi me pareció, me pasó algo muy muy parecido, porque yo me iba a ir también de Erasmus en tercero de carrera y bueno, pues cancelaron la plaza que yo había pedido, que era Finlandia. Y, bueno, imagínate, yo estaba… En fin, ya se había pasado el plazo, no podía pedir otro. Total, que ese año no me fui. Entonces al siguiente tuve un año entero para prepararme el destino que yo iba… que iba a pedir, porque elegí de los primeros en la facultad, porque yo me saqué el C1 y eso pues como que multiplicó mis puntos y estaba muy arriba en la lista y dije vale, pues ya que voy a elegir, elijo bien. Y dije “Pf, República Checa es barato, no está tan lejos… Venga pues, pues esta ciudad pequeñita. 400.000 habitantes tiene Brno, que es donde yo estuve. Y también, pues fue algo… Lo que tú dices, o sea, no fue mi primera opción, sino que fue el rebote, pero un rebote preparado.

Ah, vale, claro. ¿Y te gustó?

¿Y tú que estabas estudiando?

Me encantó. Me quedé tres años.

Ah, sí. Ah, tres años ya. Claro, claro. Bueno, yo estudiaba turismo en la Universidad de Sevilla y bueno, aquí luego fue más raro porque fue una estancia Erasmus de cuatro meses solo, ya ni seis. Pero después me quedé un año más a hacer carrera normal. Las carreras en el Reino Unido, a diferencia de España con el Plan Bolonia, duran solo tres años. Y yo lo que hice fue una cosa, pues como llamamos, bueno, no fue nada ilegal, pero es como yo lo llamo porque no sé cómo denominarlo. Fue algo chanchullero, pero da igual que sea un podcast. No. Fue algo extraño. No voy a decir chanchullero porque es una palabra que nadie entenderá. No sé, fue algo extraño. Me metí junto con una amiga mía del Erasmus también (ella era de Barcelona) en el último año de la carrera, de otra carrera muy distinta, pero está muy relacionada con Turismo. Se llama Aviation en Airport Management, o sea, se llama Gestión Aeroportuaria, que nada que ver con ingeniería, que hasta los ingleses me preguntan: ¿y eso qué es?

Es que fue muy… Es una carrera muy específica de esa facultad, muy novedosa. Entonces es como turismo, ¿eh? Aunque suene ahí muy raro y sofisticado el nombre. Turismo dos.

Muy bien. Y con eso ya entraste  como estudiante el año completo y ya, pues encontraste trabajo… ¿Y que pasó? ¿Cómo decidiste quedarte? Porque una cosa es irse a estudiar y otra es establecerse.

Ya. Fue porque… lo típico, porque conocí a mi novio y ya está. Sí, han pasado tres años, sí. Tiene sentido. Tres años llevamos ya.

Pues lo mismo. Lo mismo me pasó a mí. Por eso me quedé yo también. En su momento, me ofrecieron trabajo que yo, como estaba en mi último año de carrera, pues sí que tenía la opción de volver a España, de quedarme, y como era  Unión Europea. Pues dije: “A ver, tengo trabajo, tengo pareja. ¿En España qué tengo, el paro esperándome? Y bueno, entonces ni me lo pensé y me quedé, pues eso, tres años. Y ahora estoy en España otra vez. Pero… Pero bueno, no tardaré en irme. Esto es temporal.

Ah, qué guay. Entonces, ¿por qué te volviste a España?

Porque con la pandemia mi… Todas mis clases se convirtieron en clases online. Y de repente me di cuenta de que había ganado 12 horas a la semana en desplazamientos. Porque yo iba… Yo daba clases a empresas. O sea, daba… No trabajaba en colegios, trabajé en un instituto, pero daba clases a empresas. Entonces me hacían ir a todas las empresas en coche o en autobús o como fuera, y me pegaba horas y horas y horas hasta que iba y volvía. Entonces dije, a ver, si puedo hacer lo mismo, cobrar lo mismo y gano 12 horas en una semana ¿por qué voy a estar aquí? No hay… Este trabajo lo puedo tener también desde Zaragoza y no pago alquiler, esa fue toda la razón.

Ya, mucha gente hizo así, eh, también, durante la pandemia. Muchos se volvieron a su país de origen.

Claro, lo descubrí y dije, joder, pues a ver, no dependo de ninguna localización. Pues vámonos.

Ya, pero… Bueno, a lo mejor esto se va un poco del tema, pero lo dudo, porque tiene que ver. A ver, en República Checa yo no sé cómo es la situación, ¿pero tú estabas de autónomo dándole clases a empresas o no eras autónomo?

No, no era autónomo. Todavía no era autónomo.

Vale, genial. Ahora todo tiene sentido. Es que en España yo nunca he sido autónoma, pero cuentan… Debido a lo que me cuentan, yo es que no quiero volver a España.

Yo también te puedo contar. No…

Es que es como que tú pagas para trabajar, ¿no? Digamos. Sobre todo cuando no ganas mucho. Pero si eres rico, pues muy bien, autónomo, rico. Pero me cuentan unas cosas… Trimestrales… Que yo, aquí estoy muy bien. O sea, en comparación con España, que es más…

Claro. A ver, todo tiene sus sus pros y sus contras. O sea, yo ya sabía a lo que venía. Por eso no tardaré en irme. Porque no, no pretendo vivir en España toda la vida. Entonces cotizar aquí me parece bien mientras viva aquí, pero la idea es dentro de un año estar cotizando en Canadá, no en España.

Ah, muy bien, muy bien. Di que sí.

¿Y tú tienes alguna intención de volver a España o de mudarte a otro país? ¿O estás ahí bien?

Sí, estoy bien, pero a corto plazo no. Obviamente, no digo que no a nada, ¿no? Pero a corto plazo no, estoy aquí bien, sí. Además, que el trabajo también de mi pareja es algo fijo, por lo tanto es la comodidad. De hecho, la gente me sigue preguntando ¿por qué Birmingham? Y hay como dos opciones: ¿por qué Birmingham en lugar de Londres, quizá, o en lugar de algo bonito como Bristol?, o ¿por qu Birmingham y no España? Bueno, lo de “y no España” ya te lo he respondido, respecto a ser autónomo. Yo creo que es una… Algo de peso. Pero, “por qué Birmingham” fue por eso. Conocí a mi pareja aquí y no es la ciudad más bonita del mundo, pero tiene muy buena conexión con con todo. Pueblos y así.

Claro. Y, hombre, si tienes a tu pareja ahí, claramente te compensa.

Sí, sí, sí, de momento sí. Así que aquí me quedo.

Entonces, de momento, ninguna intención de mudarte. Perfecto. Y bueno, tú, como también eres autónoma, entiendo, ¿no? en Reino Unido…

Sí, sí, sí.

¿Tienes alguna intención de expandir tu empresa a otro lugar?

¿A otro lugar? Pues yo lo repito, a corto plazo… Claro, porque, no lo sé. O sea, a corto plazo no, pero yo creo que en un futuro sí. No me puedo quedar así, ¿no? De profe particular siempre. A otro lugar… A otro lugar, ¿a qué te refieres, a otra ciudad, país…?

Bueno, ya sabes que cualquier cosa que hagas online al final, pues te puede convertir en un nómada. O a ti o a tus trabajadores. No sé, a eso, a eso me refería. Esa es mi intención, por lo menos.

Vale, te referías como a escalar tu negocio. Sí, vale. Vale. Yo había entendido como… Como si fuera yo una empresa mayorista.

Todavía no, todavía no.

Qué poco ambiciosa, que aburrida soy, pero todavía no. Vale, sí. Escalar mi negocio, por supuesto que sí, siempre sí.

Sí, sí, desde luego. Claro, porque es que para los que los que te estén conociendo ahora con este vídeo, pues es que no saben que tú eres una profesora tremendamente productiva, que tienes página, tienes podcast, tienes vídeos, tienes de todo. Y eso, que claramente…

Es verdad, estoy en todos lados. Sí, tengo un podcast también. Bueno, luego lo digo.

Todo va a estar en la descripción, todo va a estar bien enlazado, pero eso, que lamentablemente, lamentablemente, como no nos podemos multiplicar la gente que hacemos tantas cosas, pues eso tarde o temprano significa que tenemos que ampliar. Tenemos que expandir nuestros horizontes.

Hacer algo. Efectivamente.

Y ahora que ya has decidido que te vas a quedar en Reino Unido, ¿qué es lo que más echas de menos de España? O sea, aunque te compense claramente quedarte, ¿hay algo que eches en falta?

Sí, por supuesto. Va a sonar a tópico, pero está claro que es el clima y la… El clima y la comida. Porque, o sea, es obvio. No, pero yo no sé, Miguel, en República Checa, cuéntame tú. Porque estuve hace poco en Austria y hablaba con una profesora de español también allí, que vive allí en Viena y dice que ella ha estado en Londres y la comida fatal, horrible, pero que en Viena está bien. No es como la de España. Dice que no hay oferta de pescado porque nosequé nosecuántos, pero que la carne…

Porque no hay costa.

Claro, pero que está muy bien. Claro, comparada con la del Reino Unido. Yo lo siento mucho. Bueno, dudo que ningún inglés se ofenda. Lo dudo mucho. Así que nada, la comida, por supuesto. Y el sol. Y mi familia.

Sí, claro. Creo que lo saben. Yo creo que todos los ingleses, en general, todos los europeos saben que… Pues si vienen en verano a comer a España es por algo.

Claro. Sí, sí, sí.

Lo que pasa, que supongo que en Reino Unido será lo mismo, todas las veces que he ido me he fijado que todas las verduras, hortalizas y frutas… depende, vienen de España. No llegan maduras, pero son todas importadas. Entonces ¿qué pasa? Pues que, sí, técnicamente es producto español, pero es una mierda porque no está… No está bien. No es como te lo comerías en España. Entonces pues le falta ese puntito de… “Le faltaba una semana para madurar a esta cebolla”, o a esta lechuga.

Sí, es verdad. O de España o de América Latina también.

Sí, claro, claro, lo mismo. O sea, cualquier cosa que sea que sea importada, pues tiene… Pagas ese precio, ¿no? Entonces eso era lo que pasaba en República Checa, que todo menos el repollo…

Menos el repollo. Me encanta.

Por favor…

¿Estaba bueno el repollo?

No. Bueno, a mí es que no me gusta, entonces pues estaba de repollo hasta el culo pero… No… Todo menos el repollo venía de España.

Ahh, o sea, el repollo sí venía de la República Checa.

No sé de dónde venía, pero vamos, no compré mucho. Pero sí, sí.

Oye, a mí sí me gusta y lo cocino de vez en cuando, la verdad.

Pues les encanta, tienen muchos tipos. En fin, pues eso, que también lo eché mucho en falta. Y, por supuesto, el clima. A mí… No sé, no sé cuánto nevará en Birmingham, pero…

Ah, no, nada. Yo creo que en República Checa sí, ¿verdad?

Sí.

Aquí no, aquí no nieva.

Bueno, y lo que sí que lloverá, entiendo, ¿no?

Sí, siempre. Lo que pasa que, bueno, yo ya me estoy haciendo. Bueno, creo que ya me he hecho. Sigo echando de menos ciertas cosas, como te he dicho. Pero aquí llueve y es molesto porque jope, a lo mejor hace sol y a los cinco minutos es como un aspersor. Es sirimiri. Siempre. Siempre llueve llovizna. Siempre, siempre y mucho tiempo. Pero jope, en España cuando llueve… Bueno, en Murcia, en Andalucía eso se inunda increíble. Y es un no parar y digo jope, casi que prefiero esto. Pero bueno, no llueve a menudo ¿no? Por la gota fría, no llueve a menudo en España.

Claro, sí. Bueno, en España esos, esos tres días al año que llueve, pues sí que son horribles. Claro, o sea, yo soy de Zaragoza, imagínate. El Ebro se llena, inunda garajes. Bueno, qué te voy a contar. Tú como andaluza, pues fíjate. Que es Torremolinos, puede ser que… Que se inunda cada pocos años.

Ah sí, es verdad, es verdad.

Nada, fatal. Campillo, ¿puede ser? Bah, ni idea. Pero sí. Desastres en Andalucía con las riadas, a todas horas.

Horrible, horrible.

¿Y qué tal llevabas el inglés cuando llegaste y qué tal lo llevas ahora?

Ah, pues es que va a parecer como también el típico… Porque yo no le quiero decir esto a mis estudiantes, pero bueno, ellos lo saben. A ver, mucho mejor, evidentemente. Estaría bueno. Bueno, mi primer cuatrimestre de Erasmus fue como un poco en vano porque yo me juntaba, solo me relacionaba con gente de las Islas Canarias, de no sé donde… Y éramos, bueno y teníamos a lo mejor una amiga británica y de vez en cuando hacías oído, ¿no? Bueno y franceses, pero bueno, no ayuda mucho, tienen el mismo acento fuerte que nosotros… Entonces, no hacíamos mucho. Ahora, justo después de ahí, cuando ya fui a estudiar carrera, carrera, fue diferente. Incluso trabajé en la industria, en la hostelería, con ingleses. Todo… Pues mucho mejor, muchísimo mejor. Lo llevaba bien. También me había sacado el First, el B2, porque si no, no se podía ir a Birmingham o a Manchester o al otro.

Sí, sí, claro.

Y bien, pero bueno, regular. Ahora que lo pienso, o sea, he mejorado muchísimo porque me hablaban y a lo mejor no entendía todo. O sea, mucho mejor, pero que no es necesario para vivir en un… a ver, vivir en un país extranjero, para aprender el idioma. Ayuda muchísimo, eso sí, si tú te buscas la vida. Si te juntas con los de tu gremio no, como los ingleses en Benidorm. Pues no, es lo mismo que yo hacía.

Sí, claro, eso es un clásico. O sea, lo que tú comentas de pasar el año de Erasmus sólo con españoles. Eso yo creo que fue la mayor diferencia entre mi experiencia Erasmus y la de los demás que fueron a Brno conmigo ese año. Porque yo no viví en residencia con todos los demás. Yo viví en un piso con un francés, entonces eso me abrió la posibilidad de estar con sus amigos. Por supuesto que hice amigos españoles, no los ignoré, no eran la peste, pero conocí a muchos checos. Nadie conocía checos. Que los checos no se te acercan. Tienes que acercarte tú y echarle muchas ganas. Y bueno, pues eso. Pero tardé en hablar checo… Buah. Bueno, no es que hable bien, pero tardé en enterarme un poquito de cómo funcionaba… Madre mía.

¿Y ahora sabes checo?

Ahora me apaño, o sea, ahora me entiendo. Pero eso de que vas a un país y mágicamente aprendes el idioma…

No.

Ni un poquito, o sea, ni un poquito. Entonces sí, yo allí me entendía en inglés, obviamente, porque en español no, no había manera, y como no era una ciudad grande, pues no había muchos españoles. Entonces había días enteros que no decía ni una palabra en español, porque yo soy profesor de inglés también. Entonces cuando no tenía clases de español, yo no decía ni una palabra en español. Qué raro, qué sensación tan…

Es rarísimo. Sí. Y luego si te hablan… Y luego si te habla un español en español, a lo mejor hablas mal como si fueras tú el estudiante de… No sé, a mí me pasa.

Sí, sí. Sí, sí. Desde luego. O sea, no que digas una palabra mal, sino que la estructura de la frase es totalmente…

Traducida literal, a lo mejor.

Sí, sí, sí, eso.

Claro, cosas así.

Eso es. Eso es como antes, al principio, cuando estamos hablando, has dicho: “Sí, bueno, no tenemos que dar por hecho, cosas por hecho”.

Por hecho. Sí, eso es muy yo.

Sé perfectamente… Sé perfectamente qué querías decir porque se dice en inglés, pero en español no decimos eso.

¿Por entendidas? ¿Y cómo se dice?

No sé, dar por sabido. En ese caso…

Ah, por sabidas. Sí, eso, por entendidas. Ya, yo era consciente, ¿eh? de mi traducción literal. Otra cosa es que no sé enmendarla a veces.

Sí. Pero eso, pero que eso nos pasa, o sea, es inevitable cuando estás todo el día hablando inglés o cualquier idioma… Mi hermana es traductora de chino y le pasa con el chino. O sea, que no es que diga palabras chinas en mitad de una frase.

Ya, estructuras.

Pero que la estructura dices: vale, aquí… Yo ya sé que ha pasado aquí.

Claro. No, a mí me pasa que cuando, porque… Mi novio trabaja 12 horas y llega a las ocho de la tarde y yo he estado todo el día dando clases en español. O sea,  los que tienen un nivel quizá más bajo, no tienen un C1, sí ayudo con una palabra en inglés, pero literal que digo una palabra. Es todo ahí, español. Entonces, ¿qué pasa? Que cuando le tengo que hablar, digo. Digo… De hecho le digo muchas veces: “my English es bad”. Le digo “mi inglés es malísimo, pero tú me entiendes” y parece que he vuelto en lugar de a un B2, C1, a un A1 de inglés.

Sí, sí, sí, sí.

Porque estoy… Es que hay que hacer el cambio en tu cerebro, que es un rollo.

Sí, sí. Totalmente. Sí. Que poco menos que llamas a tu novio José Luis y… en fin. Sí. Sí.

Ay, qué bueno.

Pues muchas gracias, Marta. La verdad que ha sido. Ha sido un placer tenerte aquí y conversar. Espero que los que nos estén escuchando también lo piensen. Y bueno, dejaré tus redes por aquí, pero por si acaso dinos dónde te podemos encontrar para que la gente te siga.

Vale, bueno. Pues, respecto al podcast es, bueno, sí: “Spanish with Marta”. El canal de YouTube y el podcast se llaman así y en Instagram en @LearnSpanishWithMarta. O sea, es bastante intuitivo.

Perfecto. Muy bien, pues todo lo dejaré aquí abajo. En fin, que vaya muy bien. Muchísimas gracias por venir y un abrazo. Ya nos veremos en algún momento.

Muchísimas gracias, Miguel. Me lo he pasado genial. Gracias por invitarme.

Perfecto.

Nos vemos.